15 may. 2008

AMANTES OCULTOS


¿A dónde va la lluvia?
¿A dónde va la madrugada?
Este instante está perdido,
y tú perdidamente enamorada.

Mañana nadie lo sabrá.
Sólo Dios, tú y yo, nuestro pecado,
la magia o brujería de esta madrugada
me ha dejado eternamente enamorado.

La lluvia de testigo en la ventana,
la madrugada guardará silencio,
nuestras vidas cambiaran mañana,
amantes ocultos, en silencio.

Ya que el sol vuelva a brillar
y las culpas y temores se liberen,
sin siquiera atrevernos a mirar,
que otra noche y lluvia nos esperen.

1 comentario:

guardaloco dijo...

demasiada lluvia,,debe dar gusto oirla recitar a una argentina,,,muchas ellesssssssss