15 may. 2008

ERES ANA


Te veo radiante como el sol de tarde,
paraliza mis sentidos tu presencia.
Me consumo entero, mi corazón arde
del tiempo vivido con tu ausencia.

Sólo un instante en que tu verde nave
me permite a velocidad de un rayo
admirarte después de años sin llave
para encontrar al corazón que no hallo.

Tu piel morena deja el rastro interno
en mi memoria las caricias muertas
de aquel amor adolescente eterno
que por los celos ha cerrado puertas.

Estaré aquí en la calle esperando
a tu verde nave, deslice el pavimento
para verte nuevamente y soñando
que es por mi, éste movimiento.

Eres Ana, no volteas a verme muda
en espectro solitario te conduces,
a tu hogar con otro amas desnuda.
Lanzándome en acantilado a bruces.

Los días pasan y los meses pesan.
Eres Ana, y ya no te apareces,
a sentir el tacto, los labios que besan
en el sueño loco que no te mereces.

2 comentarios:

Carmen dijo...

Muy llegador, y muy bueno.

Da gusto que gente nueva escriba.

te seguire visitando.

la morena de santiago dijo...

esta rete qué buena suerte para Ana