15 may. 2008

RUTA AL CIELO


Pensando que del mundo soy el dueño
empaco mi ropa, la biblia y un gran sueño.
Por tan larga que sea la trayectoria
miro fijo, en alto, directo a la vitoria.
La carretera negra me marca la distancia
no importa lo lejos, confiado en la constancia
del trabajo, del esfuerzo, del anhelo
de volar, con mis propias alas hacia el cielo.
Y si el mundo me gritara que no puedo
con voz grave, cerrándome el camino;
firmemente le arremeto —¡Yo no cedo!—
a paso firme enfrento a mi destino,
sigo atravesando frío, dolor y desvelo,
escalo los duros peldaños hacia el cielo.

3 comentarios:

Marmolejo dijo...

Motivacional, gracias por compartirlo.

Amaveli dijo...

Espero que esto pase pronto en mi vida... Lo has descrito de una manera estupenda!

Éxitos!

Juanita C dijo...

Ruta al cielo muy lindo.